Archivo de la categoría: Semiótica

Trabajos de la Cátedra de Semiótica Universidad Nacional de Misiones- Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales- 2011- Profesor Marcelino García

Análisis Semiótico de una publicidad gráfica

Estándar

 

Universidad Nacional de Misiones

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

Licenciatura en Comunicación Social 

[2011]

 Fernández, Diana Gisela- Gamarra, Minerva Rosa


INTRODUCCIÓN

El informe a desarrollar contiene el análisis de una publicidad gráfica basándonos en los contenidos conceptuales de la cátedra de semiótica  de acuerdo a un esquema planteado para ahondar en los componentes de la pieza.

A continuación determinaremos las facultades y operaciones que se ponen en funcionamiento a la hora de producir un discurso publicitario, entendemos que la publicidad: “consiste en la tarea de: crear un mundo con un lugar privilegiado para un producto”[1].

A partir de ello establecemos que para comprender la complejidad del mensaje publicitario debemos realizar una descomposición del texto gráfico por lo cual dividiremos nuestro análisis en dos niveles: uno analítico que consiste en la “fragmentación de la totalidad” y una segunda parte de orden sintético que “consistirá en una secuencia de integración sucesivas” para poder así comprender la totalidad del mismo.

En el primer nivel de nuestro análisis de descomposición del mensaje recurrimos a una contextualización del mensaje, luego a la puesta en escena y un análisis retórico de las operaciones significantes del discurso publicitario, aplicadas a un único contexto posible y a  partir de más de un contexto.

Asimismo en la parte de síntesis del mensaje publicitario recurriremos al tratamiento del argumento y a un abordaje semiótico -icónico, indicial y simbólico- determinando el orden de funcionamiento del sentido.

Como conclusión cerraremos con una interpretación de la semiosfera que se delimita y crea a partir de la publicidad considerada.

 

 

 

DESARROLLO

EL CONTEXTO Y LA PUBLICIDAD

La publicidad grafica seleccionada pertenece a la empresa Philips Argentina con en una campaña asociada con Taragüí, marca de yerba mate de origen correntino, para vender pavas eléctricas ideales para calentar agua y mantener al mate en su temperatura justa:

“La pava eléctrica Philips es la manera más práctica de preparar un buen mate. Porque el agua se calienta más rápido y a la temperatura justa. Con Phillips, más y mejores mates. Recomendado por Taragüí”.

El aviso se encuentra publicado en la página 25 (del lado izquierdo) en la Revista “Miradas” de Cablevisión, del mes de noviembre del 2010 con un precio de tapa de $11,50 pero con un precio diferencial para los clientes suscritos  de $ 6,90.

Miradas” es un magazine con noticias del espectáculo nacional e internacional que a su vez contiene la grilla de programación televisiva del cable privado que la distribuye entre sus consumidores.

La Campaña publicitaria, dentro la cual se inserta la publicidad grafica seleccionada para el análisis, fue lanzada en el año 2005 y se conceptualiza a partir de la unión entre dos marcas por un lado Philips y por otra parte de Taragüí quien buscó un aliado dentro del rubro tecnológico, respaldado por el desarrollo de este nuevo producto que es la pava eléctrica.

Por su parte la empresa Philips vio la oportunidad de lanzar su pava eléctrica aprovechando el mercado local que está íntimamente relacionado con el consumo y la necesidad de calentar el agua con el que se bebe la infusión de la Yerba Mate. El lanzamiento también incluyó el diseño de un pack promocional.

La agencia encargada del diseño de la campaña publicitaria fue el equipo de marketing de Philips Argentina mediante un estudio de mercado realizado a nivel local mediante el cual se establecieron las necesidades del consumo en base al producto de la pava eléctrica.

Ante esta situación citaremos las palabras del director de marketing de South Latam Domestic Appliances and Personal de Philips Argentina, Mariano Rodríguez- publicadas por Infobrand en una nota escrita por la columnista Yanina Sibona – quien expresó:

Realizamos una alianza con Taragüí para hacer una comunicación conjunta donde se esclarecieran los detalles no tan divulgados sobre la preparación del mate (temperatura ideal del agua, forma de cebar adecuada e importancia de la pureza del agua)[2].

Considerando que tomar mate es una costumbre lo que busca Phillips es la suma de la identidad y la cultura tradicional, es decir, la reinvención de la tradición  como algo residual que es la práctica de tomar mate pero que se mantiene mediante un cambio que en este caso es la pava eléctrica (lo emergente).

De acuerdo a lo planteado por Magariño con respecto a la significación la cual es vista como” el efecto inmaterial de una propuesta material” (p.56). Lo que se intenta generar en el destinatario es una conexión rescatando los valores del ritual de tomar mate.

Podemos decir que la práctica social ritualizada de tomar mate adquiere una nueva significación relacionada con el uso de la pava eléctrica, considerando lo que dice Williams con respecto a la tradición entendida esta como “una versión intencionalmente selectiva de un pasado configurativo y de un presente preconfigurado, que resulta entonces poderosamente operativo dentro del proceso de definición e identificación cultural y social” (Williams ver año p. 137). , mediante un proceso hegemónico se reproduce la cultura y la tradición, transfiriendo los valores de la yerba mate a la pava de Philips Cucina.

Por todo esto pasamos a considerar el contexto de la publicidad grafica el cual “consiste en el conjunto de signos que acompañan física y perceptualmente a un signo y que le confieren (al signo acompañado) un valor particular (…)” (Magariños 2006. p. 51) según esta definición “cada uno de los signos utilizados en este texto adquiere un especifico valor, con prescindencia de los restantes que hubiera podido adquirir, por acción de los restantes que lo acompañan (…)” (Magariños p. 2006.52.)

Enumerar las  marcas y  los tipos de signos que encontramos a establecer de acuerdo a lo que dice la guía da lugar a la primera parte de nuestro análisis por el cual fragmentaremos las partes que componen a la publicidad:

Clasificaremos los signos como “todo cuanto el hombre percibe” y que se encuentran presentes en la creación publicitaria de acuerdo a una clasificación de tres conjuntos presentados por Magariños:

1) Signos gráficos representativos;

2) signos gráficos simbólicos; y

3) Signos gráficos simbólicos ritualizados

Para señalar los signos gráficos representativos describiremos en primer lugar las formas que distinguimos en el material analizado enmarcándonos en el universo simbólico al que pertenecemos. Es por ello que podemos identificar y reconocer las siguientes formas dentro de la escenografía o puesta en escena del texto.

La escenografía presente en el texto se vale de un diseño tradicional y clásico compuesto por personas (actores) posando para una fotografía, la acción transcurre en un lugar con luz tenue, cuyas paredes están recubiertas con empapelado, hay un sofá de color marrón oscuro y una mesa de diseño antiguo, redonda y de madera, el piso tiene una alfombra de color rojo y blanco. En el fondo se puede observar una ventada de vidrio que deja ver el verde de los arboles del jardín. Por todo ello podemos concluir que la escenografía se corresponde con la del living de una casa tradicional de la clase media alta argentina.

Con respecto a las personas que integran la escena podemos ver a dos mujeres jóvenes y un hombre canoso y adulto. Ahora introduciremos los estereotipos que encarnan cada uno de los personajes en el cuadro. Podemos ver a una de las mujeres con un vestido largo y un velo ambos de color blanco. También tiene un peinado alto con una tiara, por lo cual decimos que se trata de una novia que contraerá nupcias. Asimismo podemos introducir a este personaje dentro del rito del casamiento ya que el vestido blanco indica pureza en esta ritualización de una boda.

Esta idea (ritual de casamiento) es reforzada por la presencia dentro del cuadro del personaje masculino que viste un traje negro de tres piezas (saco, chaleco, pantalón), una corbata, camisa y un reloj que lo exhibe en la muñeca derecha la cual levanta hacia su rostro indicando que quiere ver la hora. Este hombre representa al padre de la novia en el cuadro, pues en la tradición familiar del modelo patriarcal es el encargado de entregar a la novia a su futuro marido. El hecho de que éste se encuentre mirando el reloj implica que esta apurado o ansioso por entregar a su “princesa”.

En relación con la otra mujer del cuadro vemos a esta vestida con un traje color beige de dos piezas (pantalón y saco) con zapato de tacón, anteojos de marco grueso de color negro, pelo recogido con cola de caballo. Ella representa el estereotipo de la intelectual solterona.

Entre los objetos que constituyen el cuadro se encuentran el mate, la pava eléctrica (Philips) y el paquete de yerba mate (Taragüí).

Las normas convencionales asociadas a esta publicidad son el rito del matrimonio, la familia del tipo patriarcal, el rito de tomar mate localizo en un determinado país (Argentina) puesto que se trata de una yerba de origen correntino.

En segundo lugar describiremos los signos gráficos simbólicos, es decir, los elementos tipo gráficos que “están destinados a transportar contenidos conceptuales (…) comprender conceptos mediante el reconocimiento de signos estrictamente codificados” (Magariños 2006 p.39). Dicho esto pondremos a la vista las formas de escritura que componen el texto gráfico, que dentro del contexto poseen una significación que contiene el mensaje publicitario.

No tenés tiempo para nada, tenés tiempo para un mate” Esta es la frase es la que resalta por su tamaño y color, está ubicada en la parte superior de un recuadro de color blanco que es el que contiene toda la escritura de la publicidad. Esta frase hace relación con el ritmo de vida acelerado de los tiempo modernos impidiendo a las personas un momento para tomarse el mate, costumbre argentina de hace muchos años. Es por ello que al no tener tiempo para prepararlo encontramos en la pava eléctrica la solución a este problema.

“La pava eléctrica Philips es la manera más práctica de preparar un buen mate. Porque el agua se calienta más rápido y a la temperatura justa. Con Phillips, más y mejores mates. Recomendado por Taragüí”

En este discurso se pone en evidencia lo que expresábamos arriba con respecto a que la pava eléctrica es la solución a la falta de tiempo y además de ellos te proporciona los mejores mates.

En tercer lugar tomamos los aspectos de las marcas como signos gráficos simbólicos ritualizados que componen el aviso:

Lo primero que analizaremos son las marcas para ello emplearemos el concepto de marca dado por Magariño para quien:

“La “marca” de un producto trata de producir una hipostasis o consustanciación con el producto mismo, por ello adopta una forma grafica determinada, inamovible y protegida contra eventuales usurpaciones”[3].

La forma gráfica inamovible y protegida en esta publicidad es:

Esta marca se corresponde con una empresa multinacional de electrónica y es una de las mayores compañías de electrónica del mundo fundada en Eindhoven, Holanda, en 1891. Surge como fábrica de lámparas de filamento de carbón y ay para principios de siglo era uno de los productores más importantes de Europa. Actualmente posee sedes en los países de todo mundo y desarrolla todo tipo de innovaciones en el campo de la tecnología desde tubo de Rayos X hasta tecnologías para facilitar la vida cotidiana. La empresa fue fundada por los hermanos Gerard y Anton Philips.

El logotipo presente en la publicidad es de color celeste y representa a los fundadores puesto que se trata de sus apellidos. El color celeste del logotipo se conserva desde su fundación, cuando en el aquel entonces el isologotipo compuesto por el nombre de la empresa, ondas y estrellas. Este celeste representaba el azul del cielo nocturno junto con las estrellas del mismo color y las ondas hacían mención al espectro radioeléctrico de las radios ya que en un comienzo Philips se dedico al desarrollo de lámparas caseras y radios a válvulas.

En términos convencionales el color azul representa al cielo, mar, profundidad, estabilidad, confianza, masculinidad, tranquilidad y también autoridad, calma, confidencia, dignidad, consolidación, lealtad, poder, éxito, seguridad.

El azul en el logo Philips representa una compañía que aunque no es amenazante es al mismo tiempo estable y bien posicionada. Además de generar una sensación de cercanía y tranquilidad, como parte de tu hogar.

Otra de las marcas presentes en esta publicidad es la de:

Este logotipo significa en el idioma guaraní “Corrientes” haciendo referencia a la provincia Argentina en la cual se produce. El color rojo representa intensidad, fuego y sangre, energía, guerra, amor, pasión, fuerza, acción, aventura, agresividad, peligro, emoción y vigor.

El rojo es un color intenso,  puede evocar emociones conflictivas que van desde la sangre y la guerra hasta el amor y la pasión,  usualmente es utilizado en el diseño de logos como una manera para llamar la atención del observador y se conoce que puede llegar a incrementar la presión sanguínea o provocar hambre.

Inmaculado, inocente, paz, pureza, refinado, esterilizado, simplicidad, entrega, honestidad

Por su lado el color

Blanco

representa lo:

El blanco es el color universal de la paz y la pureza. En el caso de Taragüí el sentido de la pureza recae en la calidad de la yerba y lo refinado haciendo alusión al gusto único que tiene la infusión, la honestidad de la empresa y la entrega de un producto inmaculado y simple.

Con respecto al isologotipo presente en el paquete de la yerba en la publicidad:

Podemos apreciar mapa de la provincia de Corrientes en donde se encuentra la estancia Las Marías donde se elaboran los productos Taragüí. También en el centro se puede leer “Taragüí” en letras blancas.

Recordemos que con respecto al mercado nacional de la yerba mate la provincia de Misiones es la mayor productora del país por lo cual se sancionó la ley de Envasado en Origen misionera define como materia prima a la hoja verde de yerba mate y a la yerba mate canchada y dispone que sólo serán procesadas y envasadas en Misiones.

Evita así que los productores misioneros vendan su producción a las yerbateras instaladas en territorio correntino, las que de esa manera quedaron sin materia prima para una producción que supera ampliamente la superficie sembrada en la provincia.

Ante esta situación el sector yerbatero correntino se opone debido a que los mismos se ven perjudicados al dejar que Misiones establezca a nivel Nacional los precios del mercado de la yerba mate.

LAS FIGURAS RETÓRICAS Y LA PUBLICIDAD

Las figuras retoricas son las series de alternativas o “variaciones, a partir de un contexto convencional, (utilizados) para provocar determinados cambios de sentido[4]. Existen dos posibilidades de operaciones significantes, una operando en las posibilidades de un solo contexto, es decir, “las transformaciones posibles en el orden de un contexto convencional”[5] y la otra en más de un contexto es decir “la posible interacción de dos contextos convencionales (…) en tal caso se obtendrían una estructura retorica de mayor complejidad (…)[6]

En la publicidad seleccionada para el análisis hayamos las siguientes figuras retoricas dentro de un solo contexto:

¤           Alteración o Paranomasia es una operación que apunta a la repetición o reiteración sobre todo de la marca y su lectura, para generar persuasión a través de la repetición en la memoria. En el caso de nuestra publicidad se da en las marcas (Philips y Taragüí), la cuales se repiten varias veces.

¤           Quiasmo según Magariños es “la operación significante de reiteración con alteración de orden, la reiteración suele serlo de la totalidad del contexto y la alteración de orden suele consistir en una transposición de conjuntos” (Magariños 2006.p.258) ejemplo de ello son las pavas eléctricas que aparecen dos veces en la publicidad cambiando su color pero no su sentido.

¤           Elipsis consiste en la supresión por la cual se quita un elemente determinado. Por ejemplo la casa, el novio, la madre no forman parte directa de la escena pero se deduce que tiene relación puesto la novia se debe casar con alguien, el living implica una casa y la novia debió nacer de alguien.

¤           Sinécdoque: conocida como la parte por el todo “se procede a la supresión del elemento originario, así como, por lo general, de todos los elementos que lo componen, salvo uno” (Magariños 2006.p.264) esta operación se da cuándo se cambia la cocina por la pava eléctrica, toda la cocina es suprimida puesto que con esta pava ya no se la necesita. Otra sinécdoque presente es la de la provincia de Corrientes en el isologotipo del paquete de yerba representando a la Argentina.

¤           Metonimia: en los términos de la causa por el efecto, esta operación se produce “mediante la expansión de la cualidad, designando a las cualidades parciales de que se compone y, después mediante la supresión de tales cualidades parciales menos una” (Magariños 2006.p.269) encontramos esta operación en la causa enunciada: “No tenés tiempo para nada” cuyo efecto es “tenés tiempo para un mate” con la pava eléctrica de Philips, la cual te facilita las posibilidades de tomar un buen mate puesto que te ahorra tiempo.

 

Con respecto a las figuras retoricas desarrolladas en más de un contexto encontramos dos:

¤           Hipérbole consiste en aumentar la cualidad, exagerándola. Esto se refleja en la actitud de la novia, la cual se nota demasiado relajada, cosa que no es común en las novias antes de su boda, ella toma mate tranquila pues no perdió tiempo calentando el agua en la cocina con la pava común, ella usó la pava eléctrica de Philips.

¤           Alegoría muy utilizada en la fabula y la parábola, trabaja la cuestión de la imagen ideal. En este caso lo ideal es la calidad, la pureza y los orígenes. Tanto para Philips como para Taragüí. Los mejores mates son cuando se unen estas dos marcas.

 

EL MENSAJE PUBLICITARIO

           

En este momento comenzaremos a indagar el mundo de los argumentos publicitarios partiendo de que ellos nos buscan persuadir mediante la construcción de un mundo posible, un ideal. Para ello introduciremos el entimema que “es un silogismo retorico “desarrollado únicamente a nivel del público” “se parte de un punto que no necesita ser probado y de allí se va hacia otro que necesita serlo; se tiene la agradable sensación (…) de describir algo nuevo por una suerte de contagio natural, de capilaridad que extiende lo conocido (lo opinable) hacia lo desconocido” (Bitonte, M. Matienzo, T. s/d.p.4).

El entimema más evidente en esta publicidad es el dado de la siguiente manera:

-          Premisa 1: “No tenés tiempo para nada”

-          Premisa 2: “tenés tiempo para un mate”

-          Premisa 3: Philips tiene una nueva pava eléctrica que te hace ganar tiempo.

-          Conclusión: si no tenés tiempo para nada y querés tomar mate, usa Philips.

La conclusión en esta secuencia de razonamiento lógico es el argumento de la publicidad de Philips recomendado por Taragüí. Las empresas hacen circular valores que se expresan a través de su campaña por un lado Philips con su idea de mejorar la calidad de vida de las personas y por el otro Taragüí con su concepto del mate puro.

 

ANÁLISIS PEIRCEANO DE LA PUBLICIDAD

Tomamos como representament  la marca Philips que tiene como objeto la pava eléctrica y su interpretante se traduce como la innovación tecnológica de la pava para ahorrarte tiempo y brindarte el mate perfecto.

Si partimos de las cualidades del mate perfecto como representament podemos relacionarlo como objeto a la yerba Taragüí y su interpretante la mejor yerba para el mate.

La creación de un valor convencionalmente establecido por parte de una de las empresas permite que la otra se apropie de los mismos permitiendo así una colaboración en ambos sentidos, una sinergia. Esta posibilita distintas beneficios para ambas empresas ya sea de igual a igual o una en beneficio de la otra.

Si yo tomo como representament la marca Taragüí mi objeto va será el producto de la yerba mate cuyo interpretante se corresponde con la identidad del pueblo argentino. Por ende y de acuerdo a la relación dinámica de los signos y por efecto de una semiosis infinita la identidad del pueblo tomada como representament asociada a su objeto el mate nos remite al interpretante a la tradición. Es aquí y queriéndose apoderar de esta relación mate pueblo y de los valores propios de Taragüí que Philips se asocia con esta a fin de crear el mate perfecto. Tecnología y tradición en combinación para un mismo fin.

Entonces si establecemos como representament la pava eléctrica y su objeto calentar agua su interpretante será la que calienta el agua a la temperatura justa para el mejor mate.


[1] Magariños de Moretín, J. “El mensaje publicitario”. Edicial. Buenos Aires. 1991. Pág. 69.

[3] Magariños de Moretín, J. “El mensaje publicitario”. Edicial. Buenos Aires. 1991. Pág. 41.

[4] Magariños de Moretín, J. “El mensaje publicitario”. Edicial. Buenos Aires. 1991. Pág. 246.

[5] Magariños de Moretín, J. “El mensaje publicitario”. Edicial. Buenos Aires. 1991. Pág. 247.

[6] Magariños de Moretín, J. “El mensaje publicitario”. Edicial. Buenos Aires. 1991. Pág. 250-251.

Análisis Semiótico de un videoclip

Estándar

Universidad Nacional de Misiones

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

 

Carrera: Licenciatura en Comunicación Social con orientación en Periodismo

Cátedra: Semiótica

Profesor: Marcelino García

                  Silva, Omar

Alumnas: Diana, Fernández

    Minerva, Gamarra

Cuarto Trabajo práctico

         Video musical:

“Nada es como ayer”  (Aura)

Un poco de algo…

¿Qué es Aura?

Es un grupo argentino de rock alternativo que acabaron de lanzar su primer disco. En dicho álbum buscan fusionar los más diversos efectos electrónicos y sintetizados con instrumentos acústicos, voces nítidas y buena prosa cargadas, de un mensaje de concientización, abocándose a distintos problemas sociales.

 

 

 

 

Introducción

El videoclip “Nada es como ayer” surge de la propuesta de la banda de música de Posadas llamada Aura, quienes buscan sensibilizar sobre problemáticas sociales, en este caso la Trata de personas.

En su primer álbum, Aura, dedica diez canciones a la concientización sobre la trata de blancas basándose en la experiencia cercana que vivió una mujer relacionada con uno de los integrantes del grupo.

Sus integrantes Marcelo Wurm (voz y guitarra), Diego Oviedo Bustos (guitarra), Cristian Wdowiak (bajo), Alejandro Riera (teclado, saxo soprano y guitarra) y Nicolás Ríos (batería y percusión) se expresaron comprometidos con la temática y decidieron apostar principalmente al público joven. La banda realiza  presentaciones en toda la provincia y llegan puntualmente a las escuelas secundarias, presentan en sus canciones un mensaje que habla de miedos, ausencias, complejos y cicatrices personales .

Con el apoyo de sus seguidores la banda llegó en un formato de disco conceptual que fue grabado en los Estudios Tierra Soñada, contó con la grabación y mastering de Marcelo Kuczek, fotografía de Iván Wdowiak, diseño de imagen de Nahuel Czech, producción y logística de Punta Tacuara.

De esta manera intentan transmitir un mensaje dirigido al público misionero, ya que los medios por los cuales circula el producto se caracteriza por ser local aunque con aspiraciones de alcanzar la difusión a nivel nacional.

El videoclip de “Nada es como ayer” es una producción realizada por los mismos miembros de la banda con el apoyo del Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia de Misiones y   presupuesto mínimo.

A partir de ello se define la Trata de Personas como “la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación[1]”.

De acuerdo a la legislación Nacional sobre la prevención y sanción de la trata de personas para la asistencia a sus víctimas, la Ley 26.364 sancionada en abril 9 de 2008 y promulgada  el 29 de abril del mismo año establece como delito penal a la Trata de personas en su artículo 4:

a) Cuando se redujere o mantuviere a una persona en condición de esclavitud o servidumbre o se la sometiere a prácticas análogas;

b) Cuando se obligare a una persona a realizar trabajos o servicios forzados;

c) Cuando se promoviere, facilitare, desarrollare o se obtuviere provecho de cualquier forma de comercio sexual;

d) Cuando se practicare extracción ilícita de órganos o tejidos humanos[2].

Pastiche: una mezcla con conciencia

El videoclip asedia, fractura los relatos estructurados del cine y la televisión, de los cuales usa elementos reconocibles y los mezcla. Retoma la foto, la ciudad y sus señales, los gestos, pero no se debe esperar que su combinación se haga en relación con los elementos a los que antes estaban asociados: los descontextualiza y luego los rearma en otros juegos de lenguaje, no pocos veces oníricos (…)[3]

En el primer corte discográfico de Aura con el tema “Nada es como ayer” se utilizaron fragmentos de campañas nacionales sobre el tema, como el spot de campaña de bien público de la Universidad Abierta Interamericana producido por la cátedra de Publicidad del año 2007, el spot “Un minuto por mis derechos” del Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia de Misiones,  las películas “Nina” dirigida por Sofía Vaccaro y “Trade” de Marco Kreuzpaintner.

A partir de ello podemos decir que uno de los recursos empelados en la producción del videoclip es el pastiche entendido -según la interpretación del posmodernismo que realiza Fredric Jameson[4]- sin tener en cuenta las antiguas categorías de género y discurso que establecían límites entre la comunicación entre el arte elevado y las formas comerciales.

Los géneros que se utilizan en el videoclip aparecen en la mezcla a-histórica y neutral que este autor denomina “pastiche” que una imitación de estilos muertos donde se prioriza la intención estilística. Jameson encuentra en el pastiche una des-historización de los géneros, que aparecen vaciados de historia, sin sentido histórico[5].

Este audiovisual se logra mediante un “collage”, que invita al empleo de la memoria a fin de reconstruir los contextos diversos, es una producción que a partir de la miscelánea plasma un proyecto artístico, en este caso comercial ya que además de instaurar un mensaje de conciencia social tiene una finalidad de lucro.

Es así que se produce una ruptura de la cadena de lo significante que sentencia “la crisis de la historicidad”, es decir, el retorno de una nueva organización temporal del campo de fuerza posmoderno. “Si en realidad el sujeto a perdido su capacidad de extender activamente sus pro-ten-ciones y sus re-tenciones en las diversas dimensiones temporales y de organizar su pasado y su futuro en forma  de experiencia coherente, se hace muy difícil pensar que las producciones culturales de ese sujeto puedan ser otra cosa que montones de fragmentos[6].

El pastiche empleado en el videoclip de Aura des-historiza la realidad, porque la saca de contexto debido a que las películas y spots surgen dentro de argumentos particulares, cada una con finalidades diversas y dirigidas a públicos específicos, pero al ser puestos dentro de esta producción se redefinen el sentido, los públicos y la finalidad .

El sentido que se genera se corresponde con la idea de denuncia con respecto a los la violación de los derechos humanos y la vulnerabilidad de las mujeres y los niños ante el delito de la trata de personas. Para ello se vale de la multiplicidad de formatos, al recurrir a las estadísticas y los periódicos con ejemplos de casos reales a nivel nacional los cuales tuvieron repercusión mediática. Como el caso de María Laura Santillán que fue secuestrada el 3 de abril de 2002, por una red de trata para la prostitución hace 10 años y allí el recurso de la voz en off de Susana Trimarco, madre de Marita como la llamaban los medios.

Otro de los recursos empleados es el subtitulo, tanto para la letra de la música como las voces de las víctimas y los diálogos de los distintos spots.

Diálogo

El diálogo es el inicio de la relación con el otro, es en este donde se forma la identidad, tenemos aquí en cuenta lo social y la construcción del discurso como parte de la cultura que es posible por y para ella. El proceso de comunicación de una sociedad es posible por la sociedad misma, el complejo de la cadena comunicativa- y continua- se establece mediante los eslabones del discurso. La interacción y la interpretación se dan en el discurso y en el resultado de la interpretación de cada persona.

A partir de la comunicación con el otro se forma la conciencia, entre el otro y yo se forma una cadena de discurso de conciencia y significado. El lugar central en este proceso es ocupado por el signo, que se forma en la relación con el otro.

En el video encontramos la triada del signo de Peirce en donde el representament es la mujer que tiene como objeto la mercancía y como interpretante el mercado, es decir ver en la mujer una especie de mercancía que puede ser comercializada, la explotación de un ser humano para la obtención de un rédito económico.

Un elemento recurrente en todo el video es el cuerpo de la mujer. Asimismo los colores que predominan son los oscuros. Sobre todo el negro cuyo significado se asocia a la soledad, el maltrato, el miedo, la oscuridad, lo oculto. Características que refuerzan la letra de la música: “Ella hace rato, la luz del sol no ve”, haciendo mención a la vida oculta, en lugares donde siempre parece ser de noche sombrías y la luz del día no se ve.

Se habla de lo clandestino, del destino negro de estas mujeres, esclavas del deseo sexual desmedidos de los siempre firmes clientes de lo ilegal, el comercio del cuerpo femenino. Esto se nota cuando en el cuerpo desnudo de una mujer aparece un código de barras índice de un producto que puede ser adquirido por dinero.

Por ello identificamos el dialogo entre los signos empleados para la producción del video una relación entre la mujer y su explotación sexual en una cadena de enunciados que pertenecen a distintos formatos entre ellos la letra de la canción por un lado y las imágenes (con sus formas, colores y sonidos) por otro:

Letra de ♫♪♫♪ “Nada es como ayer”♫♪♫♪

Días…

… que parecen noches matando su vida.

Solo la engañaron con tantas mentiras.

Falsas promesas que ella creía.

Le vendieron un cuento que no existía…

Y hoy nada es como ayer, solo hay marcas en su piel…

Las manos en la pared, y el llanto empieza a correr

Hay manchas en la pared

Otro extraño se fue

No puede ponerse en pie. La puerta se abre otra vez.

Ella no siente nada más como ayer…

Ella en la oscuridad solo apoya sus pies.

Hay en su vientre rastros del que se fue.

Ella hace rato, la luz del sol no ve.

Ella no siente nada más como ayer…

Ella en la oscuridad solo apoya sus pies.

            Respecto a la ambientación, recurrimos a Bajtín, y su noción de cronotopo, definida como “la unión de elementos espaciales y temporales en un todo inteligible y concreto”. Con ello nos referimos a los tiempos y la historia que se conservan, si bien son diferentes, se ponen en la actualidad manifiesta del producto audiovisual, es moderna pero sobre la base del pasado, la historia y el diálogo permanente mediante el montaje, el collage y las huellas o indicios de las denuncias a través de los recortes de noticias de medios gráficos y el audio de las voces de las víctimas de la trata. Así también como la fotografía y la escritura forman parte de distintos textos que se conjugan en el mismo.

            Las mediaciones que se inscriben en el diálogo y la memoria se circunscriben en los géneros, en este caso el documental y el periodístico, originando así el contenido ideológico del producto.

Ideología

Lo ideológico esta en el recorte. Encontramos una correspondencia entre la política y la economía en relación al delito de la trata de personas y la comercialización del cuerpo humano. Dentro de este formato audiovisual encontramos muchos géneros: películas, documentales, fotos, diálogos, todos ellos dentro del orden del sentido ideológico que persigue.

El uso de testimonios y la prueba de los casos reales, trabajan la memoria a través de un predominio de lo documental, en nuestro caso con el subtitulado que cuenta la historia de la lucha contra la tratas y las notas de los diarios refuerzan las mismas. Con esto se busca dar cuenta de lo expuesto no es simplemente una historia, sino que es parte del contexto social actual.

Por todo ello decimos que la ideología es entendida en cuanto “parte de una realidad natural o social, no solo como un cuerpo físico, un instrumento de producción o producto de consumo, sino que además a diferencia de los fenómenos enumerados, refleja y refracta otra realidad, la que está más allá de su materialidad. Todo producto ideológico posee una significación (…). Donde no hay signo no hay ideología[7].

Conclusión

Si bien este material audiovisual busca crear conciencia sobre la trata de persona no deja de ser comercial, pues los integrantes de la banda persiguen darse a conocer y generar dinero con su trabajo. Esto se muestra cuando ellos aparecen al final del videoclip, en el escenario durante un recital realizado en un conocido boliche céntrico de la ciudad de Posadas (Divinamente).

En una entrevista en el Diario Primera Edición, uno de los integrantes del grupo manifestó que “Apuntamos mucho a crecer en la provincia y gracias a los amigos que viven en Buenos Aires, surgen las posibilidades de poder concretar fechas allá. La idea es mantener una línea de álbum conceptual y continuarla”, confesó.

 Para finalizar nos pareció que el trabajo está bien logrado. Tiene un buen manejo del pastiche. Aunque no tenga mucha producción propia, el mensaje es contundente y los materiales empleados resultan efectivos por su memoria.

Bibliografía

  • García, Marcelino. “Narración. Semiosis/Memoria”. Posadas. Ed. Universitaria de Misiones, 2004.
  • Jameson, Fredric. “El giro cultural, Buenos Aires”, Manantial, 1999.
  • Landi, Oscar. “Devórame otra vez, Que hizo la televisión con la gente; que hace la gente con la televisión.” Editorial Planeta,  Bs. As. 1992.
  • Ley 26.364. Disposiciones Generales. Derechos de las Víctimas. Disposiciones Penales y Procesales. Disposiciones Finales.
  • Naciones Unidas, Oficina contra las drogas y el delito, “Trata de Personas”, Centro Internacional de Viena, 1400 Viena, Austria. http://www.unodc.org/unodc/en/trafficking_human_beings.html
  • Voloshinov, V. / Bajtín M. “El marxismo y la filosofía del lenguaje”. Capítulo I. S/d.

[1] Naciones Unidas, Oficina contra las drogas y el delito, “Trata de Personas”, Centro Internacional de Viena, 1400 Viena, Austria. http://www.unodc.org/unodc/en/trafficking_human_beings.html

[2] Ley 26.364. Disposiciones Generales. Derechos de las Víctimas. Disposiciones Penales y Procesales. Disposiciones Finales.

[3] Extractado de “Devórame otra vez-qué hizo la televisión con la gente, qué hace la gente con la televisión, de Oscar Landi, recientemente editado por Editorial Planeta”.

[4] El pastiche es una parodia vacía que habla “<…> a través de máscaras y con las voces de los estilos del museo imaginario”, Jameson, Fredric, El giro cultural, Buenos Aires, Manantial, 1999.

[5] Una de sus causas se encuentra en la lógica consumista del capitalismo tardío de la segunda posguerra. Su impacto social se manifestó en el incremento del ritmo de los cambios de moda y de estilos, la introducción de nuevas formas de consumo a través de la publicidad, la televisión y los medios en general. Con la velocidad que incrementa el ritmo de vida se perdió la capacidad social de retener el pasado y vivir en un presente perpetuo y un cambio permanente. Jameson, Fredric, op. cit.

[6] Jameson, Fredric. “El giro cultural, Buenos Aires”, Manantial, 1999. Pp. 47.

[7] Voloshinov, V. / Bajtín M. “El marxismo y la filosofía del lenguaje”. Capítulo I. S/d.

LA PEÑA DE TAURO

Estándar

Este trabajo es un análisis de las prácticas sociales que se desarrollan en “La Peña de Tauro” ubicada en Córdoba 1737, de la ciudad de Posadas.

Optamos por estudiar esta práctica debido a que esta peña folclórica (Tauro) presenta una característica particular: la combinación de estilos musicales, danzas y vestuario en un intento por unir el ayer y el hoy a través de la este encuentro.

La Peña de Tauro se desarrolla todos los miércoles, donde las puertas del local se abren a partir de las 00.00 horas dejando ingresar hasta un cupo límite de 380 personas, según lo estipula la habilitación municipal de Posadas.

Una vez dentro se puede apreciar un espacio no muy amplio, donde la media luz es la estrella, en el centro de salón se dispone una barra semicircular en la cual se distingue el logotipo de boliche y reconocidas marcas de bebidas alcohólicas y analcohólicas.

No muy lejos de la barra  se encuentra el escenario donde los artistas invitados dejan ver su arte, frente a este se hallan distribuidas mesas circulares con sus respectivas sillas que más tarde albergaran a los concurrentes de las peñas, pero que sin embargo a la hora que ingresamos aun estaban vacías.

El tiempo transcurre trayendo consigo a personas de diferentes edades y sexos, quienes quizás lleguen atraídos por la música folclórica o actual o simplemente por un trago con amigos.

Cabe aquí destacar que cada miércoles este escenario recibe de brazos abiertos diferentes conjuntos musicales o solistas defensores de la música litoraleña[1]. Sin embargo es importante tener en cuenta que por la ubicación geográfica de la provincia esta presenta gran influencia del Brasil y del Paraguay por lo tanto su música también se hace presente en la Peña.

 Una vez finalizada la presentación de la banda invitada se da inicio a una segunda parte de la noche en donde la figura es la música bolichera o contemporánea de los más diversos géneros que van desde la Cumbia Villera[2], Rock Nacional[3], Cuarteto[4], Electro[5], Funki[6], Axé[7], Samba[8], Románticos Latinos[9], entre otros.

Para que tanta contextualización se preguntaran, es porque en este espacio desplegaremos el estudio de la cadena semiótica de signos que surgen de la interacción entre las personas y La Peña.

Ahora bien para construir dicho trabajo recorreremos las siguientes categorías: folclore (Historia breve), Peña (música y danza), tradición (lo arcaico, lo residual, lo emergente, lo dominante), la semiósfera, cultura y la memoria colectiva.

Partiendo de estos ejes buscaremos llegar a una comprensión del por qué y para qué de la Peña, entendida esta como Práctica Social y la trama de su red dentro de un sistema de signos que ancla en la cultura de los posadeños en una dialéctica incesante de reelaboración semiótica.

UN POCO DE HISTORIA NUNCA VIENE MAL

 Nos vemos aquí frente a la necesidad de introducir y explicar las categorías que emplearemos para exponer lo que entendemos como tradicional. Para ello citaremos a Raymond Williams quien sostiene que la tradición debe ser entendida como:

  “algo más que un segmento histórico inerte; es en realidad el medio de incorporación práctico más poderoso”.

 Plantea la necesidad de pensar más que “una tradición” en una “tradición selectiva” puesto que existe:

  “una versión intencionalmente selectiva de un pasado configurativo y de un presente preconfigurado, que resulta entonces poderosamente operativo dentro del proceso de definición e identificación cultural y social[10] .

 En otras palabras lo tradicional termina siendo es “algo” que se selecciona e impone. Nos pareció propicia esta definición puesto que nuestro objeto de estudio, La peña de Tauro, es sin duda alguna “algo” seleccionado e impuesto, pues como el mismo Ernesto Rocha, dueño de la Peña, lo dijo-al referirse al tipo de música que pasan a la hora de la peña-

 “Todo Misiones, incluye música del Litoral e incluye música de todo el país, lo que es el Mercosur, Brasil, Paraguay, la música Sarteneja, pero variado dentro del folclore no le permito tocar a ningún grupo ningún acorde de cumbia[11].

 No podemos perder de vista que lo considerado por el propietario del boliche como tradicional, es impuesto al público que lo consume.

Sin embargo sólo dentro del horario de la peña no se permite tocar cumbia, los grupos musicales no la pueden tocar pero como el mismo Rocha lo dijo:

Nosotros enfocamos a hacer Peña 1 o 1 hora y media de acuerdo a la demanda que tenga el grupo y el resto hacer una noche clásica[12].

Clásica quiere decir que se toca la música de moda. Esto es lo que más llamo nuestra atención la manera como convergen lo folclórico con lo actual en una misma noche, en un mismo lugar y con un mismo público.

En cuanto a la convergencia que se logró entre ambas músicas, y sobre todo esto de llevar la música folclórica al microcentro posadeño fue tarea fácil, pues recordemos que el folclore siempre fue considerado periférico o rural y el microcentro posadeño en cambio es la urbe.

Aquí introduciremos lo que nosotros definimos como folclórico tomando la definición de la Gran Enciclopedia Italiana del Instituto Treccani que dice:

 “el Folclore estudia la vida popular, pero en la vida civilizada; la literatura popular supone una literatura culta, como el derecho consuetudinario supone derecho escrito. No hay materia folclórica en los pueblos en los cuales no quepa distinguir dos culturas: la de la clase instruida y la de la clase popular[13]

Es decir, para que algo sea del pasado y tradicional debe haber algo que sea del presente y moderno.

En relación con esto cabe señalar que como bien lo planteaba el dueño de la Peña para lograr que la peña tenga el éxito que tiene hoy día:

 “lo hicimos por perseverancia, donde durante 3 o 2 años y medio hemos perdido plata, seriamos 20 personas, 30 personas, 40 por ahí con suerte y el resto era pool el salón. Una noche trajimos el grupo bueno de acá que ahora ya se separo que era Tacuapú[14]. Y sacamos las mesas de pool las corrimos contra la pared e hicimos en el salón grande y ese día se lleno

 Para lograr que el publico acepte el folclore en el microcentro, este debía ser introducido con algo “innovado”, “contemporáneo”.

            Por otra parte es necesario que tengamos en cuenta para el análisis lo “dominante”, lo “residual”, lo “emergente” y lo “arcaico” para ver qué relación existe entre si y La Peña.

Según Williams lo “arcaico” es: “lo que se reconoce plenamente como un elemento del pasado para ser observado, para ser examinado o incluso ocasionalmente para ser conscientemente “revivido” de un modo deliberadamente especializado”[15].

 En la peña lo que pudimos definir como arcaico fue la ropa de conjunto que pues es un elemento del pasado que en ocasiones especiales como presentaciones los músicos emplean para distinguirse del público.

Lo “residual”: “ha sido formado efectivamente en el pasado, pero todavía se halla en actividad dentro del proceso cultural; no sólo _y a menudo ni eso_ como elemento del pasado, sino como un efectivo elemento del presente[16]

 Lo residual de la peña es la música folclórica que fue creada en el pasado que continua teniendo vigencia actualmente y constantemente se crean nuevos temas.

Por “emergente” entendemos siguiendo el planteo de Raymond:

  “los nuevos significados y valores, nuevas practicas, nuevas relaciones y tipos de relaciones que se crean continuamente”.

 Lo emergente en la peña sería la combinación entre el ayer y el hoy, las mujeres y hombres bailando chamamé con ropa moderna (jeans, shorts, zapatos de tacón, zapatillas de lona, botas de cuero) y no con la vestimenta considerada tradicional del estilo folclórico (pollerones, alpargatas, camisas). Lo emergente también lo podemos observar cuando vemos a dos mujeres bailando juntas.

Semiósfera y memoria en la Peña de Tauro

“Todo espacio semiótico puede ser considerado como un mecanismo único. Entonces resulta primario no uno u otro ladrillito sino el “gran sistema”, denominado semiósfera .La semiósfera es el espacio semiótico fuera del cual es  imposible la existencia misma  de la semiosis” (Lotman, 1996).

           Si consideramos esta definición, es decir el espacio en donde se desarrollan todas las semiosis posibles en un “continuum semiótico” que reúne a los signos en sus diversos tipos y formas de organización, podemos tratar de entender la dinámica y las relaciones que se establecen en el espacio de la peña de Tauro.

            Podríamos pensar la peña como un espacio delimitado de lo que lo rodea extrínsecamente (semiósfera). Las personas al entrar al local hacen uso de los diversos signos que empiezan a operar determinando las acciones de las mismas. Es así que cuando un individuo entra al lugar, por la puerta situada en uno de los costados del frente del local, se encuentra con un una ventana en la cual un hombre le pide el pago de una entrada a cambio de un papel que dice: Vale una consumición gratis.

            A partir de este momento podemos comprobar lo que Lotman señala como frontera:

La frontera semiótica es la de los traductores o “filtros” bilingües pasando a través de los cuales un texto se traduce a otro lenguaje  (o lenguajes) que se halla fuera de la semiósfera dada”.[17]

          Esta frontera que como un sistema de puntos divide ambos espacios, actúa como filtros, aquí el primer filtro es el pago de la entrada debido a que marca una diferencia entre el adentro y el afuera.

            Entonces comienza a operar una serie de signos que permiten el funcionamiento un sistema semiótico que solamente es posible dentro de este espacio, La Peña de Tauro.

            Una vez dentro del local se da inicio a la decodificación inmediata de signos. El lugar se encuentra prácticamente vacío, lo cual indica que es temprano sin embargo la barra ya está funcionando y la música se escucha en el lugar.

            Aquí comienza un mecanismo de reactualización de la memoria que se caracteriza por ser heterogénea y se reelabora de acuerdo a cada matriz. La memoria es entonces “un mecanismo de generación de textos” y establece una relación con la semiosis.

            La relación entre memoria y cultura que Lotman establece como:

“(…) sistema comunicativo, creada con base en el lenguaje natural (o el sistema semiótico universal), el cual asume un papel dominante en la compleja compaginación de los sistemas de codificación. Pero los sistemas de comunicación son a la vez sistemas de modelización de modo que la cultura, a la vez que construye un modelo del mundo, construye un modelo de sí misma, condensando y acentuando algunos de sus elementos, y eliminando una parte como insignificante. ”[18]

    Después de unos segundos las personas que entraron, se disponen en las mesas que se encuentran dentro del local o también ocupan las sillas altas frente de la barra.

            Cabe destacar que en este momento hablaremos de grupos diferentes o disimiles (dentro de la Peña) refiriéndonos al conjunto de sujetos que se constituyeron con vínculos emocionales fuera de la semiósfera que se establece en el local bailable (lo extrasemiótico).

            Los individuos presentes se encuentran en grupos, o de a pares en algunos casos, esto podría deberse a que el lugar es visto como un espacio para el disfrute en el caso de las personas que asisten a escuchar y bailar música tanto folclórica como otros estilos.

            También puede ser visto como un espacio de tiempo compartido con los otros considerando que hay personas a las que no les gusta la música folclórica o el ambiente del lugar (matriz) pero de todas formas asisten para estar con sus amigos, compañeros, amantes, etc.

            Además puede ser visto como un espacio de pertenencia, lo que se manifiesta si una persona va a ese lugar porque se siente identificado o representado por el sistema semiótico que allí se establece (tradición).

            Esta traducción que realizamos con respecto a las relaciones entre los presentes y la interacción de los signos se basa en múltiples observaciones que desarrollaremos asumiendo que:

El dialecto corporal es un discurso convencionalizado (…) aunque un individuo pueda dejar de hablar, no puede impedir comunicarse mediante el lenguaje del cuerpo (…) la comprensión de un dialecto corporal común es una de las razones para denominar sociedad a un conjunto de individuos.” [19]

          En el caso del lenguaje. El ambiente se dota de la música (folclórica) y el dialogo se da entre las personas que pertenecen a un mismo grupo, situación que se revierte al avanzar la noche pues se observa otro tipo de interacción, por ejemplo, entre varones y mujeres.

            Entramos a pensar en términos de la Kinética o estudio de los gestos y de las mímicas, la Proxemia o estudio de las posiciones y desplazamientos del cuerpo y la Prosodia que es el estudio de las entonaciones y variaciones de la voz, considerando:

 

“Estudiar el cuerpo, sus formas, sus funciones y sus manifestaciones en el lenguaje que condensa y expresa las observaciones y las interpretaciones de una tradición”[20]

          Percibimos que los tonos de voz (prosódica) son altos debido a la música que se pasa en el lugar, de esta manera se aseguran ser escuchados, se distinguen risas y se observa el consumo de bebidas alcohólicas en cada uno de los grupos.

            La diferencia más considerable con respecto al tono de la voz se acentúa cuando el dialogo se da entre varones y mujeres- sobre todo de distintos grupos- porque hay un acercamiento físico (kinésica) que permite una comunicación directa cara a cara, o al oído, en un tono más suave y lento.

            Otro tipo de interacción que se establece entre grupos disímiles se da durante el baile. Cuando pasan música folclórica las parejas que bailan en la pista comparten características similares, como el hecho de que ambos bailan con técnica la música folclórica, es decir, realizan movimientos, posturas, expresiones y pasos de baile propios de cada uno de los estilos folclóricos que se escuchan. Situación que nos lleva a pensar que estas personas poseen un cierto bagaje de conocimiento acerca de las danzas regionales (memoria).

            Sin embargo otro grupo de personas que se disponen en el lugar no participan de esta interacción sino que continúa expectante, se mantienen en sus lugares, sentados o de pie, tomando, mirando a los bailarines de la pista pero sin formar parte de ese sector en donde se despliegan los otros.

            Introducimos de esta manera los uso que los individuos realizan del espacio (proxémica) y las formas de moverse (Kinésica) que influyen en las interacciones que se dan entre ellos.

            En el espacio de la semiósfera pensada creemos que ciertos sujetos participan de la primera parte de la noche la cual se caracteriza por la actuación de los conjuntos de músicos folclóricos (lo arcaico). Por otro lado, en un segundo momento, participan del baile -con música de distintas índoles- una mayor cantidad de individuos en toda la pista (dominante).

            El primer grupo de bailarines (folclore), además de manejar la técnica, comparten un cierto protagonismo dentro del escenario que es la Peña (centro). Bailan en el medio de las mesas y el escenario, con una iluminación destacada hacia su performance.

            El hecho que se encuentren expuestos de esta manera nos permite comprender la forma en que ciertas parejas demuestran ante los demás espectadores sus habilidades para la danza (residual).

            Por el contrario existen otros grupos que no hacen uso de este espacio pero si de otros que quedan relegados de la escena como lo es el baño, las mesas del fondo del local, la barra que si bien continua siendo importante -porque la gente en ningún momento deja de consumir- al momento del show esta queda en segundo plano (periferia).

            Ahora bien en un segundo momento de la noche, cuando pasamos a la música del Disc Jockey (El DJ o persona encargada de la animación y musicalización), la cantidad de personas que participan del baile aumenta considerablemente (hegemonía).

            Los espacios destinados para este momento en particular son diferentes ya que se retiran las mesas del centro, la banda se despide del escenario, se apagan las luces y todos los presentes se paran a bailar en grupos compuestos de manera mixta o solo varones, solo mujeres o incluso se mezclan los conjuntos que en un principio se hallaban diferenciados (dominante).

            Teniendo en cuenta esta actitud de los sujetos se determina un tiempo en la estructura del ritual de la Peña, pues hablamos de dos momentos que varían de acuerdo a la música por un lado y del baile por otro.

            El siguiente aspecto a tener en cuenta es el tiempo empleado para cada uno de estos momentos precisados los cuales determinan dos tendencias de una cultura dada, de creación del otro.

            La mayor parte de la noche se desarrolla en el segundo momento que tiene mayor duración, esto se debe a que “a dinamización de tendencias estructurales cuando son opuestas una se inhibe o retrotrae dando lugar a la otra . Evidenciamos que:

     “surge la posibilidad de combinaciones casuales en el terreno de las uniones socioculturales y las agrupaciones ideológicas”[21].

          Esta fluctuación dinámica de las interacciones de los sujetos en un sistema semiótico dentro de la semiósfera determina lo central, como la música y el baile del Disc Jockey, por otro la periferia como en el caso de lo folclórico.

            Vemos que:

            “La cultura es una inteligencia colectiva y una memoria colectiva: un mecanismo supraindividual de conservación y trasmisión de ciertos comunicados (textos) y elaboración de otros nuevos”[22]

            Al mismo tiempo esta memoria colectiva permite una corriente multiplicadora de lenguajes dentro de la semiósfera y se produce un intercambio permanente que determina el surgimiento de nuevos sistemas semióticos.

            En el caso de la peña de Tauro la semiosis de la cultura produce un intercambio entre dos sistemas donde lo arcaico y residual, que representa la tradición folclórica de la tierra colorada, y la reorganización de sus dominantes, que sería la cultura popular de masas globalizada, se entraman generando un nuevo formato (texto), una mezcla de matrices producto de este proceso de reorganización de la realidad.

            Para finalizar resaltamos la creación y re- apertura de mundos, la diversidad y la pluralidad que permite el sistema semiótico posibilitando el incremento de información elevando el número de las alternativas vigentes. Así, tal vez un alguien aprenda un poco de sus raíces folclóricas, hasta unos pasos de su danza, tan solo con ir a tomar unos tragos en la peña.

Conclusión

           Como experiencia de este trabajo queremos rescatar lo tradicional de las fauces hegemónicas de lo emergente, pues si bien la música folclórica se encuentra en un segundo término, es decir, está situada en la periferia o borde de la semiósfera establecida sigue actuado como un mecanismo de la memoria.

            Comprender el proceso por el cual se re significan los signos lo cual permite un crecimiento de los mismo y de la información dentro de un sistema semiótico que cada vez es mas diverso y complejo.

         Y en base a todo ello podemos afirmar que estas situaciones son verdaderamente conflictivas, pero de igual manera se da establece una comunicación basada en sus variaciones verbales, no verbales- gestuales- corporales, lo que posibilita un proceso de producción de sentido mediante la interacción de los signos y su interpretación.

 Bibliografía:

García, Marcelino. “Narración. Semiosis/ Memoria”. Editorial Universitaria de Misiones. Argentina. 2004.

Jijena Sanchez, Rafael y Jacovella, Bruno. “Las supersticiones, contribución a la metodología de la investigación folklorica”. Ediciones Buenos Aires. Buenos Aires. 1939.

Lotman, Iuri M. “La semiósfera I. La semiótica de la cultura y del texto”. Edición de Desiderio Navarro. Frónesis. Cátedra universitaria de Valencia. Ediciones Cátedra. S.A. Madrid .1996.

Raymond, Williams. Narración. Marxismo y literatura. Barcelona, Ediciones Península, Oxford University Press. 1977.

Winkin, Yves.” La nueva comunicación. Selección y Estudio preliminar de (…)” Ed. Du Senil, 1981 y Ed. Kairos S.A, 1982.

Páginas consultadas:

Universidad Nacional de Misiones

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

Licenciatura en Comunicación Social

Semiótica

Profesor: Marcelino García

Informe de la Practica Social de la Peña de Tauro

Alumnas: Fernández, Diana GiselaGamarra, Minerva Rosa

Año 2011


[1] Entiéndase por música litoraleña los ritmos característicos de la provincia de Misiones (Chamamé, Corrido, Chotis, etc) y debido a situación fronteriza con Brasil y Paraguay también cabe considerar como punto interesante las combinaciones musicales que se forman.

[2] “La denominación “cumbia villera” surge para identificar un tipo de música cuyos autores, intérpretes y personajes de sus letras pertenecen o pertenecieron al mundo de poblamientos carenciados, históricamente conocidos con la cruda y contundente denominación “villas miserias”, y actualmente llamados barrios o villas de emergencia

[3] “El rock es un género musical contemporáneo surgido cercano a los años 50 en Estados Unidos. Suele interpretarse, entre otros muchos instrumentos que ocasionalmente se adicionan, con guitarra, batería, bajo y ocasionalmente, instrumentos de teclado como el órgano, el piano, o los sintetizadores”

[4] El cuarteto es un género de música popular de Córdoba (Argentina), que se caracteriza por un ritmo movido y tropical, que se escucha en toda Argentina y algunos países sudamericanos. Desde su creación en los años cuarenta fue bailado exclusivamente por la clase trabajadora, y despreciado por la clase media y alta.

[5] Es un género de música electrónica directamente influido por el uso de cajas de ritmos TR-808,3 la interpretación con sintetizadores Moog y el sampling de canciones funk.

[6] Ritmo brasilero muy movido y de moda.

[7] “La expresión Axé Music fué creada por el periodista Hagamenon Brito para describir un nuevo ritmo que comenzó a invadir el Brasil en los años noventas. La cuna de este nuevo movimiento fue la ciudad de Salvador, al norte del país”. 

[8] El samba  es un género musical surgido en Brasil de raíces africanas, considerado el estilo musical nacional. Es una de las principales manifestaciones de la cultura popular brasileña, y un símbolo de la identidad nacional.

[9] La música latina romántica se emplea para cerrar la noche.

[10] Raymond, Williams. Narración. Marxismo y literatura. Barcelona, Ediciones Península, Oxford University Press. 1977. Pág.137.

[11] Entrevista a Ernesto Rocha, dueño de La Peña de Tauro (ver anexo)

[12] Idem anterior.

[13] “Las supersticiones, contribución a una metodología de la investigación folklorica“.  Pág. 14

[14] Grupo folclórico misionero.

[15] Raymond, Williams. Narración. Marxismo y literatura. Barcelona, Ediciones Península, Oxford University Press. 1977. Pág. 144.

[16] Raymond, Williams. Narración. Marxismo y literatura. Barcelona, Ediciones Península, Oxford University Press. 1977. Pág.144.

[17] La semiósfera I. Lotman, Iuri M. Semiótica de la cultura y del texto. Edición de Desiderio Navarro. Frónesis. Cátedra universitaria de Valencia. Ediciones Cátedra. S.A. (1996) Madrid. Pág. 24

[18] García, Marcelino. “Narración. Semiosis/ Memoria”. Editorial Universitaria de Misiones. Argentina. 2004. Pág. 162-163

[19] La nueva comunicación. Selección y Estudio preliminar de Yves Winkin Ed. Du Senil, 1981 y Ed. Kairos S.A, 1982. Pág. 289  

[20] El lenguaje del cuerpo por Pierre Guiraud, Segunda Parte “El lenguaje del cuerpo”, página 65

 [21] García, Marcelino. “Narración. Semiosis/ Memoria”. Editorial Universitaria de Misiones. Argentina. 2004. Pág. 177

[22] Ídem. Pág. 161-162

“Las inferencias de Grenouille”

Estándar

Introducción

 

En el siguiente trabajo esbozaremos un análisis peirceano sobre la novela “El Perfume” del novelista y dramaturgo Patrick Süsking. Esta obra fue el segundo libro más leído después de “El nombre de la Rosa” escrito por Umberto Eco y una de las principales novelas europeas de los últimos tiempos.

A continuación presentaremos nuestro tema de investigación, que fue seleccionado a partir de la lectura del libro anteriormente mencionado, el tema que analizaremos se centra principalmente en las relaciones que establece el protagonista de la novela, Jean Baptiste Grenouille, con los demás personajes de la historia a partir de su sentido del olfato, el cual era muy desarrollado, convirtiéndolo en una persona que se valía de los aromas para percibir el mundo que lo rodeaba.

Para abordar nuestro tema de investigación seguiremos el sentido cronológico de la novela, pero orientada hacia las percepciones que realizaba Grenouille a partir del olfato y los procesos de inferencias que lo llevaban a construir una imagen de las personas de su entorno y actuar de determinada manera. Sin embargo no nos detendremos en cada uno los personajes, sino en su relación con las mujeres y cómo las percibe.

Optamos por este recorte debido a la importancia que tiene la mujer dentro de la novela, pues recordemos que son ellas quienes forman una parte fundamental en la vida de Grenouille desde su nacimiento hasta el momento de la concreción de su meta final “El Perfume”.

Cabe ahora introducir nuestra hipótesis: “mediante un proceso inferencial Grenouille entabla relaciones en base a su sentido del olfato con las mujeres de la historia, percepciones que lo llevan a actuar de maneras determinadas”.

Este proceso de inferencias que detallaremos a lo largo de este informe tendrá como pedestal la teoría de Charles Peirce propuesta por la cátedra de Semiótica de la Licenciatura en Comunicación Social de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM.

 

“Las inferencias de Grenouille”

 

En el inicio señalaremos el marco teórico que emplearemos para confirmar la hipótesis que da origen al mismo. Dicho marco tiene como base el siguiente disparador:

La semiosis es una “inferencia vivida” y la inferencia es un proceso triádico, cuyos movimientos constitutivos son la abducción, la inducción y la deducción, que corresponden a la primeridad, la segundidad y la terceridad respectivamente”.[1]

Para armar nuestro esquema de trabajo y describir esta semiosis o “inferencia vivida” realizadas por el protagonista, nos apoyaremos en lo que Peirce indica como el origen de una investigación que es la “observación” de un “fenómeno sorprendente” y a partir de ello desarrollaremos con ejemplos el siguiente proceso que consta de tres partes:

“Primero se reflexiona sobre “estos fenómenos bajo todos sus aspectos” (…) luego se presenta una conjetura que brinda una explicación posible (…) La formula característica de esta primera etapa de la investigación es la Aducción (razonamiento de consecuente antecedente).

Hay que poner a prueba la hipótesis (…) se examina la hipótesis y “un conjunto de todas suertes de consecuencias experimentales condicionales que se desprenderán de su verdad”. La forma de característica de esta segunda etapa es la Deducción (…) Demostración o argumentación deductiva.

En la tercera etapa es necesario “asegurarse el modo en que esos consecuentes concuerdan con la Experiencia, y juzgar luego si la hipótesis es sensiblemente correcta (….) su forma característica de razonar es la Inducción.[2]

Este proceso inferencial será ilustrado a partir de los diferentes capítulos del libro de manera cronológica, centrándonos siempre, a modo de recorte, en la relación Grenouille/Mujer.

Partimos del hecho que el protagonista se vale principalmente de la aducción para pensar, sentir, percibir, relacionarse y actuar ante las mujeres.

O en palabras de Peirce:

 

“(…) Un argumento primitivo o ABDUCCIÓN es un argumento que presenta hechos en sus premisas que se asemejan con el hecho establecido en la conclusión (…) Es un método de formular una predicción general sin ninguna seguridad positiva de que tendrá éxito, tanto para un caso especial como de modo general, consistiendo su justificación en que es la única esperanza posible de regular nuestra conducta futura racionalmente y de que la inducción a partir de la experiencia pasada nos proporcione un fuerte estimulo para confiar en que será exitosa en el futuro”.[3]

 

En relación a lo anterior analizamos un ejemplo de abducción en la primera parte del libro, en el capitulo ocho. En este el joven Greonouille descubre una fragancia nunca antes percibida por él, en las calles de Paris. La describe como pura, fresca, débil, densa  pero de una sutileza y finura tan excepcionales que no podía captarla debido a que se entremezclaba con los olores de la ciudad más apestosa de la Europa del siglo XVIII. Es este el momento que genera en Grenouille sorpresa, extrañamiento, el que nosotros marcamos como el “fenómeno sorprendente” que da origen a las distintas etapas del proceso de inferencia triádico.

Así en este primer encuentro olfativo -con lo que posteriormente se convertirá en su obsesión- descubrimos la abducción o hipótesis que realiza el protagonista:

“Tuvo el extraño presentimiento de que aquella fragancia era la clave del ordenamiento de todas las demás fragancias, que no podía entender nada de ninguna si no entendía precisamente esta y que él, Grenouille, había desperdiciado su vida si no podía conseguirla”. (p.43)

Y  partir de esta predicción general se inicia un proceso de inferencia que lleva a nuestro sujeto a un recorrido frenético por las calles de la ciudad para localizar la fuente de su extrañamiento. Ese aroma, incomparable con ningún otro, era su Índice, el cual lo guiaba a través de la oscuridad.

En este fragmente del libro es esta la hipótesis que surgida a partir de la fragancia que más tarde dará origen a la meta final del protagonista -conservar el aroma perfecto para si mismo. Es esta finalidad es la que perseguirá a lo largo del libro y la que guiará su conducta de manera racional hasta su muerte.

El segundo paso de este camino se explica mediante la deducción que es:

“Un argumento cuyo interpretante representa que este pertenece a una clase general de posibles argumentos precisamente análogos, que son tales que a la larga, dentro de la experiencia, la mayor parte de ellos cuyas premisas son verdaderas tendrían conclusiones verdaderas”[4].

Aquí se examina, se desarrolla y se prueba la hipótesis para que sea válida. Una demostración deductiva que realiza el personaje se da en el momento que busca el Objeto del cual emana aquel aroma que había captado como el ideal de belleza, hasta que lo encuentra en:

“Una muchacha se hallaba sentada ante esta mesa, limpiando ciruelas amarillas. Las cogía de una cesta que tenía a su izquierda, las despezonaba y deshuesaba con un cuchillo y las dejaba caer en un cubo. Debía tener trece o catorce años. Grenouille se detuvo. Supo inmediatamente de dónde procedía la fragancia que había seguido durante más de media milla desde la otra margen del río: no de este patio sucio ni de las ciruelas amarillas. Procedía de la muchacha”. (p.45)

En este momento descubre su objeto y lo hace en la muchacha de cabellos rojizos, se acerca a ella para apoderarse de ese aroma. Al acercarse la joven la queda pasmada del susto y Grenouille la estrangula.

Entonces comienza a olfatearla y luego de que su olor se apagara, encontró la brújula de su vida futura: Conservar el aroma.

En la tercera parte de este proceso encontramos la inducción que muestra algo “actualmente operativo” o por definición “a partir de la experiencia pasada nos proporciona una firme esperanza de que será exitosa en el futuro”. [5]

Acerca de ello podemos precisar que en este instante surge la certeza de Grenouille de que la combinación de los elementos que componían la nueva fragancia se convertiría en un principio de clasificación para los demás olores:

“(…) y la combinación de estos elementos producía un perfume tan rico, tan equilibrado, tan fascinante, que todo cuanto Grenouille había olido hasta entonces en perfumes, todos los edificios odoríferos que había creado en su imaginación, se le antojaron de repente una mera insensatez. Centenares de miles de fragancias parecieron perder todo su valor ante esta fragancia determinada. Se trataba del principio supremo, del modelo según el cual debía clasificar todos los demás. Era la belleza pura”. (p.46)

Este principio de belleza que él determina como fundamental en comparación con el “edificio odorífero” constituido desde el momento de su nacimiento, hace que este nuevo aroma sea la regla general para todos los demás aromas de su memoria, el ideal.

Y por todo ello el personaje comprueba su hipótesis inicial de que ese aroma percibido seria el sentido de su vida, una meta, un alto destino para revolucionar el mundo de los olores:

“(…) Grenouille ya no se apartó de lo que él creía haber reconocido como la dirección de su destino. Ahora vio con claridad por qué se aferraba a la vida con tanta determinación y terquedad: tenía que ser un creador de perfumes. Y no uno cualquiera, sino el perfumista más grande de todos los tiempos”. (p.48)

Ahora bien una vez concluida su primera inferencia, la cual era acertada, nosotros extraemos que fue el olfato el que llevó a nuestro sujeto a actuar como lo hiciera con la joven.

Sin embargo continuaremos transitando el sinuoso camino de la semiosis inferencial de Grenouille a fin de establecer nuevas relaciones de éste con las mujeres.

           

“Grenouille y las mujeres de Grasse”

 

Siguiendo la línea de género que hemos propuesto para este análisis llegamos junto con nuestro protagonista a la ciudad de Grasse. Ciudad que vista desde lejos no causaba una impresión grandiosa, un lugar modesto, que escondía la grandiosidad de una metrópolis dedicada a la producción y el comercio de sustancias aromáticas, artículos de perfumería, jabones y aceites. En cambió Greonouille:

No buscaba ninguna tierra prometida de la perfumería y no le inspiraba ninguna ilusión la vista del nido que se encaramaba a las laderas. Había venido porque sabía que aquí se aprendían mejor que en ninguna otra parte las técnicas de la extracción de perfume y de ellas quería apropiarse, ya que las necesitaba para sus fines”. (p.167)

Al llegar a la cuidad en busca de la manera de extraer el perfume de las cosas y conservarlo para formar una fragancia única se encuentra con otro “Fenómeno sorprendente” que da origen a nuevos procesos inferenciales, los cuales detallaremos a continuación.

El primer proceso de inferencia se inicia con una Abducción o hipótesis en el momento en que Grenouille cree percibir nuevamente la fragancia de aquella muchacha pelirroja que había asesinado. La fragancia se encontraba en un jardín detrás de uno de los muros de la Cuidad de Grasse.

“(…) el aroma de detrás de la muralla era ciertamente muy parecido al de la muchacha pelirroja, pero no del todo igual”. (p.172)

La deducción que él realiza en base a esta abducción y apoyándose en su olfato le permite establecer las semejanzas existentes entre ambas muchachas y su vez las diferencias. Nuestro personaje deduce lo siguiente:

“Desde luego lo emanaba una muchacha pelirroja, de esto no cabía la menor duda (…) Tenía una piel de blancura deslumbrante, ojos verdosos y pecas en la cara, el cuello y los pechos… es decir…-Grenouille contuvo un instante el aliento, luego olfateó con más fuerza e intentó evocar el recuerdo olfatorio de la muchacha de la Rue des Marais (quien fuera su primera víctima) (p.173)

 

En cuanto a la inducción que establece nuestro personaje en este triada se da cuando concluye que:

“cuando floreciera del todo emanaría un perfume que el mundo no había olido jamás. Ahora ya huele mejor, pensó Grenouille, que la muchacha de la Rue des Marais; con menos fuerza, menos exuberancia, pero más delicadeza, más facetas y, al mismo tiempo, más naturalidad”. (p.173)

 

Vale la pena decir que es en este momento cuando Grenouille entra en contacto con quién sería el elemento principal de su mayor ambición “El perfume perfecto”. La relación que este entabla con ella en este momento es la del deseo de poseerla, no a ella sino a su aroma.

En relación a ella también se desprende un nuevo proceso inferencial en el cual la abducción hecha por el asesino sería:

“Dentro de uno o dos años, esta fragancia habría madurado y adquirido una impetuosidad a la que nadie, hombre o mujer, podría sustraerse. Y la gente sería dominada, desarmada y quedaría indefensa ante el hechizo de esta muchacha, sin que nadie supiera la razón”. (p.173)

Esta abducción estaría acompañada de una deducción que parte de la idea de que la muchacha y su poder de atracción se deben a su aroma y como a su belleza física como el común de la gente afirmaría fundándose en lo que ve.

Y como la gente es estúpida y sólo sabe usar la nariz para resollar, pero cree reconocerlo todo con los ojos, dirían todos que era porque la muchacha poseía belleza, gracia y donaire (…) su imagen sería pasto de los mirones, que la proclamarían la mujer más hermosa de Francia (…) Y nadie sabría que no era su aspecto lo que de verdad los había conquistado, que no era su belleza exterior, supuestamente perfecta, ­sino únicamente su fragancia, magnífica e incomparable!”. (p.173-74)

Tanta belleza sería atribuida a su aspecto físico, pero que nada tenía que ver con el. Grenouille sabía que esa belleza se concentraba en su aroma único e irrepetible. Aroma que él deseaba para si mismo y lo guiaba hacia la inducción de:

“arrancársela como si fuera una piel y convertirla en suya. Aún ignoraba cómo conseguirlo, pero disponía de dos años para reflexionar sobre la cuestión. En el fondo, quizá no era más difícil que arrebatar el perfume de una flor rara”. (p.174)

Estas inferencias realizadas por nuestro sujeto, lo llevan a esperar la madurez de aquella niña. Maduración que tendría lugar dentro de dos años, según su cálculo olfativo. El no cosecha su fragancia a destiempo sino que:

“Antes era preciso consagrarse al trabajo, ampliar sus conocimientos y perfeccionar sus habilidades de artesano para estar preparado cuando llegara el momento de la cosecha. Aún tenía dos años de tiempo”. (p174)

 

“Cuando matar es lo correcto”

 

Ahora bien, ya hemos hablado bastante de los procesos inferenciales que llevaron al protagonista a actuar de determinada manera. Seguiremos con este tema pero no si antes mencionar el marco regulativo para Peirce que son las ciencias normativas. Este modelo normativo tiene como base tres ciencias definidas como categorías: Lógica, Ética y Estética.

La Lógica interesa lo que es correcto pensar, cómo se debe pensar, lo que se debe pensar. Se refiere a la lógica del hablante debido a que cuando uno anuncia tiene un posición y la vez afirma que eso esta bien.

“La Lógica tiene que ver con el pensamiento o con el lenguaje (…) ya que la dirección del razonamiento es el propósito ultimo de la lógica”.[6]

 

La siguiente categoría supone la Ética que es la forma correcta de pensar, si yo apruebo esa manera voluntariamente apruebo una forma de actuar. Aprobar una manera de actuar supone un primer fin que es el ideal.

La Ética es la única de las ciencias críticas o normativas que puede decirse, con propiedad, que ha nacido ya en el mundo de las actualidades (…) Todavía se pega a la pretensión obsoleta de enseñar a los hombres que deben hacer (…) se trata de un auto-gobierno instituido por él mismo para ajustarse a él mismo (…) porque encuentra que responde a sus propios propósitos”.[7]

Posteriormente la Estética que es la base de todas las ciencias normativas parte de los fines y se define como eso que uno tiene como ideal en la vida, lo que se piensa, lo que se sabe, lo que se conoce. Lo estético es la mejor cualidad, el ideal último que se admira en última instancia y que en algún momento se podría lograr.

“(…) admirar de forma bastante apasionadas aspiraciones de un estado interior que todo el mundo puede esperar alcanzar o aproximarse, pero del que cualquier aspecto más especifico puede encantar al soñar”.[8]

Para empezar nuestro análisis con la triada anteriormente planteada nos remitiremos al momento en que Grenouille comete los 24 asesinatos en Grasse para poder alcanzar su fin o ideal último.

La estética para el asesino era obtener la fragancia de la joven Laurie Richies pero no podía usarla en bruto sino que para ello debía conjugar un aroma con otros ingredientes para poder coronar la fragancia perfecta con notas que acompañen a su esencia. Eso consistía para Grenouille la mejor cualidad posible, lo razonable para su forma de actuar.

La lógica para lograrlo era a través de los asesinatos de las jóvenes de belleza exquisitas que tenían fragancias  que enmarcaran la preciosidad del aroma de Laurie.

Para él asesinar era una forma de lograr su cometido y nunca cuestionó si era correcto o incorrecto, dentro de su propia lógica era lo debido.

Lo ético -lo correcto- para Grenouille consistía en conseguir el perfume perfecto a través de las cualidades que emanaba de los aromas de sus victimas:

“Sí, al mirar hacia atrás, le pareció que era un hombre especialmente favorecido por la suerte y que su destino le había llevado por caminos que, si bien habían sido tortuosos, al final resultaban ser los correctos… ¿cómo, si no, habría sido posible que se encontrase ahora en este oscuro aposento, en la meta de sus deseos? ­Pensándolo bien, era un individuo realmente afortunado!

  Le embargaron la emoción, la humildad y el agradecimiento. “Gracias -murmuró-, ­gracias, Jean-Baptiste Grenouille, por ser como eres!” Hasta este punto era capaz de emocionarse a sí mismo”. (p.219)

Las formas normativas, como bien las define Peirce, son el marco regulativo del comportamiento. Debido a ello creímos fundamental introducirlas en este trabajo sobre todo para explicar las formas de actuar que guían a nuestro personaje. El joven oficial de perfumista operó conforme a su propia lógica y dentro de ella era imposible criticar sus acciones puesto que eran las más correctas para alcanzar su ideal “El Perfume Perfecto”.

“Semiosis de un asesino”

 

Las relaciones que entabla Grenouille con las mujeres se pueden presentar también en base a la famosa triada de Peirce: Representamen-Objeto-Interpretante.

En esta consideraremos como el asesino crea su semiosis y en base a ella actúa (efecto) con las mujeres.

El representamen es lo que el personaje percibe, eso primero que es el signo lógico que lo hace pensar en algo, lo segundo o como lo define Peirce en 1907:

“un signo es algo, de cualquier modo de ser que media entre un objeto y un interpretante, ya que es determinado por el objeto en relación al interpretante, y determina a su vez al interpretante en referencia al objeto, de tal modo como para hacer que el interpretante sea determinado por el objeto a través de la mediación de ese “signo”.[9]

Para nuestro personaje el representamen es el olor. Un olor único, agradable, nunca antes olfateado por él, inconcebible hasta entonces. Era ese con una cualidad extraordinaria que desconcertaba su mente y lo hacia querer encontrar su origen.

“el viento le llevó algo, algo minúsculo, apenas perceptible, una migaja, un  tomo de fragancia, o no, todavía menos, el indicio de una fragancia más que una fragancia en sí, y pese a ello la certeza de que era algo jamás olfateado antes (…) La fragancia era de una sutileza y finura tan excepcionales, que no podía captarla, escapaba una y otra vez a su percepción, ocultándose bajo el polvo húmedo de los petardos, bloqueada por las emanaciones de la muchedumbre y dispersada en mil fragmentos por los otros mil olores de la ciudad”. (p.42)

 

“Grenouille distinguió la magnolia, el jacinto, el torvisco y el rododendro… pero en este jardín parecía haber otra cosa, algo divinamente bueno, una fragancia más exquisita que ninguna de las que había olfateado en su vida… Tenía que aproximarse a ella”. (p. 171)

Estos olores son los que para Grenouille forman el representamen, ahora solo le restaba saber de donde surgían, es decir, su objeto. Para ello se lanzó a la búsqueda de este a partir del índice (el aroma) que lo guiaba.

El objeto de su semiosis lo encontró en dos mujeres parecidas pero no iguales. El objeto es la realidad. Todo signo tiene dos objetos, un objeto dinámico, “el objeto realmente efectivo pero no inmediatamente presente”, y un objeto inmediato, “el objeto tal como el signo lo representa”. El objeto inmediato serían las muchachas que generan el aroma que él percibe y el objeto dinámico las distintas mujeres que posen ese aroma o alguno similar a lo largo de la historia.

Supo inmediatamente de dónde procedía la fragancia que había seguido durante más de media milla desde la otra margen del río: no de este patio sucio ni de las ciruelas amarillas. Procedía de la muchacha”. (p.45)

Desde luego lo emanaba una muchacha pelirroja, de esto no cabía la menor duda. (p.172)

 

Este objeto lleva a un interpretante, que no es otra cosa que el sujeto que interpreta o según la definición:

“Lo que el signo produce en la Cuasi-Mente que es el interprete determinando en él una sensación, un esfuerzo o un signo; y ese precisamente esa determinación lo que se denomina interpretante”[10]

 

El interpretante en este caso sería el dinámico puesto que es la interpretación del objeto, tiene que ver con el efecto, lo que produce el signo de lo que se esta significando. Se produce un efecto en la realidad, un resultado, una consecuencia que demuestra la acción de los signos en la realidad. El aroma genera en Grenouille un efecto de acción interpretativo, pues cree que teniendo ese aroma conseguirá poseer para si mismo las cualidades que le atribuye al mismo.

Para ello el perfumista tiene una meta final (interpretante final) conseguir extraer los aroma de todas las mujeres seleccionadas y con ellos crear “El Perfume ideal”.

El hábito es decir las reglas que establece para actuar y que determina su conducta es matar a las jóvenes para apoderarse de sus esencias. Este se sedimenta en la creencia de un ideal de conducta por el cual esta dispuesto a actuar conforme a esta pauta, es decir, matar esta bien ya que es la única manera de llegar a su meta.

 Conclusión

 Este trabajo partió de la hipótesis que “mediante un proceso inferencial Grenouille entabla relaciones en base a su sentido del olfato con las mujeres de la historia, percepciones que lo llevan a actuar de maneras determinadas”. Para comprobarla nos sumergimos en la relación de joven perfumista con dos de sus victimas: la primera es la que da origen a su ambición y la segunda la que coronó su obra.

El recorte lo realizamos partiendo del hecho de que estas inferencias estructuraban las formas de actuar de Grenouille a lo largo de toda la novela. Introducimos para ello tres triadas “La inferencial”, “Las de las Ciencias Normativas” y la famosa triada de Peirce “Representamen, Objeto, Interpretante” teniendo siempre en cuenta la relación del protagonista y las mujeres más relevantes de la historia a fin crear un hilo conductor desde el momento en que comienza la relación hasta la efecto que provoca.

En definitiva llegamos a la conclusión que nuestra hipótesis es acertada puesto que la cadena de semiosis creció indicando así que existía relaciones basadas en inferencias realizadas por el joven Jean Baptiste, a través del olfato las cuales determinaron sus futuras acciones con los personajes, en este caso las mujeres poseedoras de la fragancia que él anhelaba.

Bibliografía

 -        García, Marcelino. Narración. Semiosis/Memoria. Posadas, Editorial Universitaria.2004.

-        Peirce, Charles S. “Abducción” & “Retroducción”, Collected Papers (Fragmentos traducidos; Juan Magariños de Marentín), 2002

-        Peirce, Charles S. (1910) “Meaning” Los signos y sus objetos (traducción castellana de Mariluz Restrepo). 2003.

-        Peirce, Charles S. (1907) “Pragmatismo” (traducción castellana de Sara Barrena, 2005).

-        Süskind, Patrick, “El Perfume. La historia de un asesino”, Buenos Aires, Grupo Editorial Planeta S.A.I.C/ Booket, 2007.

Universidad Nacional de Misiones

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales

Licenciatura en Comunicación Social con orientación en Periodismo

 Cátedra: Semiótica

Profesores: Marcelino, García

Omar, Silva

Autoras: Diana Gisela, Fernández

Minerva Rosa, Gamarra

“Las inferencias de Grenouille”

Análisis de la novela “El Perfume” 



[1] García, Marcelino. Narración. Semiosis/Memoria. Posadas, Editorial Universitaria.2004. Pág. 30.

[2] García, Marcelino. Narración. Semiosis/Memoria. Posadas, Editorial Universitaria.2004. Pág. 33-34.

[3] Peirce, Charles S. “Abducción” & “Retroducción”, Collected Papers (Fragmentos traducidos; Juan Magariños de Marentín), 2002.

[4] Idem.

[5] García, Marcelino. Narración. Semiosis/Memoria. Posadas, Editorial Universitaria.2004. Pág. 35

[6] Peirce, Charles S. (1910) “Meaning” Los signos y sus objetos (traducción castellana de Mariluz Restrepo). 2003.

[7] Ídem.

[8] Peirce, Charles S. (1910) “Meaning” Los signos y sus objetos (traducción castellana de Mariluz Restrepo). 2003.

[9] Peirce, Charles S. 1907, Pragmatismo (traducción castellana de Sara Barrena, 2005).

[10] García, Marcelino. Narración. Semiosis/Memoria. Posadas, Editorial Universitaria.2004. Pág. 49.